Gobierno boliviano ofrece ayuda a sus 40 connacionales afectados por el incendio de Iquique

En primera instancia, La Paz ofreció ayudar con los trámites y documentación que los damnificados puedan necesitar.

Al menos unos 40 bolivianos resultaron damnificados por el incendio ocurrido en la toma Laguna Verde de la ciudad de Iquique, en el norte de Chile, confirmó el Gobierno de Luis Arce, que gestiona ayuda para estos ciudadanos.

El viceministro de Comercio Exterior e Integración, Benjamín Blanco, explicó que hasta el momento se contabilizó a 40 bolivianos que resultaron damnificados, pero que “afortunadamente se encuentran estables y fuera de peligro”, según un comunicado de prensa del Viceministerio de Comunicación de Bolivia.

“Actualmente, nuestro Consulado General está contactando a cada una de las familias de los afectados para ayudar con los trámites y documentación que los damnificados puedan necesitar”, señaló Blanco.

Las autoridades bolivianas verifican quiénes requieren este apoyo consular para luego asistirlos con la emisión de documentos “de manera gratuita”, indicó.

Blanco agregó que más adelante se verá “con qué más se les puede ayudar a estas familias que pasan por duros momentos”.

Al menos 250 viviendas resultaron consumidas por las llamas y 600 personas quedaron sin techo el lunes como consecuencia del incendio en el asentamiento Laguna Verde.

Laguna Verde es un asentamiento irregular de viviendas y chabolas ubicado en Iquique, la primera ciudad después de pasar la frontera con Perú y Bolivia.

Para miles de migrantes, esta localidad es la primera parada en la que pueden asentarse temporalmente antes de continuar a otras ciudades chilenas o tratar de regularizar su situación.

Las autoridades de Chile anunciaron en la víspera la habilitación de al menos dos escuelas como albergues para alojar a las personas que se quedaron sin hogar.

Fuente: EFE