Argentina asume liderazgo de Celac en medio de tensión por DD.HH en la región

Colombia fue la voz disonante al criticar los “silencios” ante las violaciones de derechos humanos en “al menos tres de los países” de la región.

Argentina asumió este viernes la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en una reunión de cancilleres en la que se apostó por la integración y el consenso y en la que Colombia fue la voz disonante al criticar los “silencios” ante las violaciones de derechos humanos en “al menos tres de los países” de la región.

“No podemos tener silencios oportunistas frente a valores fundamentales, que lo fueron y serán siempre en todo lugar, como la defensa de la democracia, las libertades y los derechos humanos”, señaló la viceministra de Asuntos Multilaterales de Colombia, María Carmelina Londoño, al leer un discurso escrito por la vicepresidenta y canciller, Marta Lucía Ramírez, quien no pudo asistir en persona a esta XXII reunión de cancilleres celebrada en Buenos Aires.

En la cita, donde se eligió por consenso a Argentina para liderar el organismo en 2022, la funcionaria colombiana señaló que se debe suspender a los Estados donde haya ruptura del orden democrático o violaciones de derechos humanos, algo que sucede en “al menos tres de los países” de la Celac, aunque sin especificar cuáles.

PARTE DE UNA “PATRIA GRANDE”

La Celac, integrada por una treintena de países y considerada un mecanismo intergubernamental para el diálogo y el acuerdo político, vivió en 2020 la salida de Brasil por decisión del Gobierno de Jair Bolsonaro, que consideró que el grupo apoya a “regímenes no democráticos” como los de Cuba, Venezuela y Nicaragua, cuestionados a su vez por Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos por presuntas violaciones a los derechos humanos.

Aunque sin referirse a esa cuestión, el presidente argentino, Alberto Fernández, remarcó al participar de la reunión, donde también estuvieron los cancilleres cubano, nicaragüense y venezolano, que la Celac no nació para enfrentarse “a alguna de las instituciones ya existentes” o “para inmiscuirse en la vida política y económica de ningún país”.

“La Celac nació como un foro en favor de nosotros mismos, que siempre promovió el consenso y la pluralidad en un marco de convivencia democrática sin ningún tipo de exclusiones”, aseveró el jefe de Estado, que consideró que la “confianza” prestada a Argentina es “un reconocimiento” de que el país puede articular consensos.

“Somos parte de una patria grande que nos une, aunque muchos hacen lo imposible por dividirnos y consecuentemente someternos con facilidad” sentenció, y apostó por la integración.

OBJETIVOS DE ARGENTINA

En su programa para 2022, Argentina propone trabajar en la Celac sobre 15 objetivos, entre ellos estrategias sanitarias, la recuperación económica, la gestión de riesgos en situaciones de desastre y la seguridad alimentaria.

Pero también la cooperación aeroespacial y ciencia y tecnología aplicadas a la innovación social, la cuestión del cambio climático o la discusión de estrategias para concertar posiciones ante organismos financieros internacionales.

En este sentido, Fernández agradeció el apoyo que Argentina ha recibido de parte de los cancilleres en la negociación que está llevando con el Fondo Monetario Internacional, para refinanciar la deuda que Argentina tiene por más de 40.000 millones de dólares.

Entre otros temas, en los discursos se abordó también la importancia de la recuperación “poscovid”, la necesidad de fomentar un acceso universal a las vacunas de forma equitativa y mejorar las condiciones de financiamiento internacional.