Violento robo a camión de empresa Ariztía fue orquestado por uno de los repartidores

Uno de los involucrados confesó el hecho a Carabineros.

El 29 de septiembre en horarios de la tarde, sujetos armados y decididos a perpetrar un delito, asaltaron un camión repartidor que presta servicios a la empresa “Ariztía”, robando una suma cercana a los $4.000.000 de pesos en efectivo, dandose a la fuga del lugar.

En base a este delito, personal de Carabineros de la Sección Investigación Policial SIP de la 2ª Comisaría “Copiapó”, realizó búsqueda de cámaras en el lugar, empadronamiento de testigos y declaraciones a distintas personas, todo con la finalidad de poder aclarar cómo ocurrió el robo a mano armada.

Producto de estas diligencias se pudo identificar el automóvil en el cual se movilizaron los antisociales, el que era característico por su capot, ya que era de un color distinto al resto de la máscara del vehículo, con este antecedente y la placa patente del automovil identificada de igual forma, se dio búsqueda por los sistemas institucionales al propietario, quien una vez identificado, no resultó ser el actual dueño del vehículo, pero, entregó antecedentes sobre quien podría ser el actual propietario.

Es por esto que se logró llegar hasta el domicilio del actual propietario, lugar donde se encontró el vehículo que aparecía por cámaras y además mantenía la misma placa patente, sólo que ya no tenía el capot de un color distinto al resto del móvil, lo habían pintado, situación que inmediatamente se consulta al propietario y más adelante al imputado de iniciales F.E.A.A, de 27 años, quién de forma inmediata demostró temor y desconcierto ante la presencia del personal de Carabineros, al transcurrir unos minutos de entrevista con personal SIP, el sujeto decide confesar ser autor del robo, motivo por el cual fue trasladado hasta la unidad policial.

Producto de la detención de este imputado, se logró obtener que el era el conductor del vehículo y además quien le habría dado el “dato” para poder asaltar ese camión repartidor, mencionando a un trabajador que se movilizaba en el mismo camión repartidor, el que por celular y mensajes de “WhatsApp” le indico a que lugar llegar y en que momento actuar.

Con estos antecedentes, se concurrió hasta donde se encontraba el imputado de iniciales B.A.A.R de 25 años, quien fue detenido por personal SIP mientras se encontraba en el mall de Copiapó, sujeto que previo darle a entender que se encontraban las evidencias de mensajes que lo inculpaban como quien dio el “dato” para robar, decide hacer entrega de la parte del dinero que le correspondía por haber dado la información, haciendo entrega en su domicilio particular la suma de $260.000 en efectivo, cifra menor en comparación a lo robado.

Producto de las evidencias y declaraciones de los imputados, estos sujetos el día de hoy en el control de detención, fueron formalizados por la fiscalía, y se decretó para F.E.A.A la medida de prisión preventiva por el tiempo que dure la investigación. En tanto, para B.A.A.R, se decretó arresto domiciliario total, pero se encuentra sujeto a apelación por parte de la fiscalía, resolviendo esto el día lunes, ya que se busca para el imputado la prisión.