Inauguran restauración de histórica Casa Maldini en Copiapó

La inversión fue de más de $1.600 millones a través del FNDR del Gobierno Regional y el Programa de Puesta en Valor del Patrimonio de la Subdere. El lugar será un Centro Cultural que congregará a la comunidad de la ciudad y la región.

La histórica casa Maldini Torini de Copiapó, terminó su esperado proceso de restauración y está lista para albergar un nuevo centro cultural para toda la comunidad de Atacama.

En un evento encabezado por el Gobernador Regional de Atacama, Miguel Vargas, el Delegado Presidencial, Patricio Urquieta, el Director Nacional de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, Raúl Irarrazabal Sánchez y la jefa de la unidad regional de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere), Vania Versalovic, se inauguró el edificio que fue rescatado gracias a los más de $1.600 millones aportados por el FNDR del Gobierno Regional de Atacama y Programa Puesta en Valor del Patrimonio de Subdere.

La Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas (MOP), fue la encargada de desarrollar las obras que se iniciaron en agosto de 2018 en el céntrico edificio que desde 2008 es monumento nacional.

El Gobernador de Atacama, Miguel Vargas Correa, manifestó que “junto con ser una obra que rescata nuestra historia, que fomenta el desarrollo cultural y genera identidad, es un paso más que damos como región a través del programa Puesta en Valor del Patrimonio, donde participan distintas entidades públicas. Quiero destacar el rol de la Universidad de Atacama, de la Dirección de Arquitectura, de la Subsecretaría de Desarrollo Regional, a través de la provisión de patrimonio, y por cierto, del Gobierno Reinal de Atacama que también aporta los recursos para financiar obras tan importantes como la Iglesia Nuestra Señora del Carmen en Chañaral, Santa Rosa de Lima en Freirina, el Edificio Los Portales en la misma comuna, ahora esta, la Casa Maldini Tornini y el Palacete Villa Viña de Cristo que está en plena ejecución en dependencias de la UDA, además de terminar los diseños del Acueducto Amolanas y la Iglesia Presbiteriana en la comuna de Chañaral”.

La primera autoridad de la región de Atacama, aseveró que estas obras son una muestra que la cultura nos engrandece y “en eso tenemos que seguir trabajando juntos, porque ese es el desafío que también implica el proceso de descentralización en el cual estamos trabajando, porque necesitamos que las regiones sigan avanzando, y para eso el rescate de nuestra cultura, nuestro patrimonio y la protección de él también es muy importante, y más aún en el mes de Atacama nos parece de trascendental relevancia”.

La restauración incluyó trabajos en salones multiuso, que serán habilitados para la realización de actividades culturales y artísticas, y la ampliación de uno de ellos, lo que permitirá recibir a mayor cantidad de público. También se realizaron mejoras en los espacios exteriores, como el antejardín y patio, manteniendo la coherencia con la arquitectura del edificio, y se generaron nuevos ambientes para el encuentro, como una cafetería.

El Director Nacional de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, Raúl Irarrázabal expresó que “como unidad técnica del Estado tenemos la misión de contribuir a la construcción de las ciudades y resguardar nuestro patrimonio. Lo realizado en la Casa Maldini Tornini es un ejemplo de este trabajo, ya que puso en valor un espacio significativo para la comunidad, con una restauración integral de su infraestructura, respetando sus características arquitectónicas originales y así ser un nuevo espacio para el arte y la cultura de la Región de Atacama”

“Estas son obras que nos enorgullecen como Subdere, no solo porque recuperar espacios patrimoniales, que son parte de la identidad de las comunidades, contribuye al desarrollo de nuestras comunas y regiones, si no porque además, a través de este tipo de obras, demostramos que el actuar coordinado entre instituciones como las que participan de esta iniciativa,nos permite avanzar de manera conjunta y decidida como país, entregando nuevas oportunidades a nuestros compatriotas. Por la misma razón, creo que este nuevo centro cultural, que esperamos sea intensamente utilizado por los vecinos, impulsará el desarrollo de nuevas iniciativas dedicadas al rescate de la identidad y cultura de esta imponente región”, dijo Versalovic.

El Delegado Presidencial de Atacama, Patricio Urquieta, aseveró que desde el Gobierno se ha realizado un gran esfuerzo “por impulsar la recuperación de espacios que tienen que estar abiertos a la comunidad, recuperando la historia y proyectando la identidad que tenemos como región. Hoy día estamos inaugurando la casa Maldini Tornini, en la que se ha dedicado mucho esfuerzo por parte del Gobierno a través de la Subsecretaría de Desarrollo Regional que financió el diseño y más del 40% de la obra en conjunto con el Gobierno Regional que puso la otra mitad de los esfuerzos financieros, y a través de la Dirección de Arquitectura hemos recuperado un espacio que recoge lo mejor de la historia que hemos vivido en Atacama, particularmente de la inmigración de europeos y personas que vinieron a invertir y trabajar en la región a partir del Mineral Chañarcillo que brindó una época de auge económico a la ciudad de Copiapó. Por eso estamos contentos, porque creemos que hay un esfuerzo que se ha visto de manera conjunta entre diversas instituciones, que ha permitido poner en valor uno de los lugares simbólicos de Copiapó”.

Todas las obras se desarrollaron rescatando los atributos arquitectónicos y estéticos del edificio que data de 1915, y que se caracteriza por sus vitrales que iluminan los salones, los corredores de madera, sus escaleras, y otros detalles, que los hacen un lugar único en Copiapó y en la región.

La Casa Maldini Tornini fue construida por el inmigrante italiano Ambrosio Tornini y entregada a su hija al casarse con Luis Maldini. Este matrimonio la habitó hasta 1971, siendo comprada al año siguiente por la Universidad de Chile. Pasó a manos de la Universidad de Atacama en 1973, siendo utilizada con fines académicos y culturales.

A partir de ahora, el lugar volverá a ser el Centro de Extensión de la Universidad de Atacama, y acogerá actividades artísticas culturales, tanto para la comunidad universitaria como para la ciudadanía en general.