CORES lamentan ineficiencia del SLEP y solicitarán acciones en resguardo de los estudiantes

En reunión de la Comisión de Educación, del Consejo Regional de Atacama, se analizó el funcionamiento del Servicio Local de Educación Pública en las provincias de Chañaral y Copiapó.

Vehículos para traslado de estudiantes sin utilizar; disminución en la entrega de colaciones Junaeb; ausentismo escolar; demora en pago de salarios, son parte de las denuncias que fueron analizadas este jueves por la Comisión de Educación del Consejo Regional de Atacama, junto a Provinciales Unidas, sobre la labor que desarrolla el Servicio Local de Educación Pública (SLEP) en las provincias de Chañaral y Copiapó.

En la ocasión, el Presidente de la Comisión de Educación del CORE Atacama, Juan Santana, señaló que “hemos querido hacer una radiografía de la situación del Slep donde se observan serias denuncias y problemáticas sin resolver y que estarían afectando la oportuna entrega de la enseñanza a nuestros niños, niñas y jóvenes en sus distintos procesos educativos. Como Comisión estamos en la permanente búsqueda de avances y apoyo para mejorar la educación en la región”.

La autoridad regional agregó además que “hemos acordado realizar una reunión de carácter urgente con los Consejeros Regionales, con el ente fiscalizador de Slep que es la Superintendencia de Educación, el comité directivo local, además de solicitar la presencia del Gobernador Regional y Presidente del CORE, con el propósito de lograr acciones en resguardo de toda la comunidad educativa”, enfatizó el Consejero Santana.

MOLESTIAS

El presidente de la Comisión Provincial Chañaral, del Consejo Regional, Gabriel Manquez, apuntó a “el derecho a proteger a los niños es fundamental. Los estudiantes que viajan de Chañaral, Salado y otras localidades no tienen almuerzo y son los profesores los que a veces deben hacerse cargo de esto. Hay 27 vehículos para traslado entre Copiapó y Chañaral que están detenidos, se están deteriorando ante su no uso, los que fueron adquiridos vía FNDR aprobados por este Consejo Regional”.

Mientras que, el CORE Manuel Reyes se refirió a que “hay 30 asistentes de la educación con demora en sus sueldos; este año no llegaron los dineros para mantenimiento de los establecimientos educacionales. Se han equivocado mucho del Slep, a ocho meses de su implementación”.

Igualmente, el CORE Alex Ahumada, señaló que “en el liceo Federico Varela de Chañaral se entregan 180 colaciones Junaeb, cuando deberían ser 250. En la provincia hay serios problemas de conectividad y no se facilitan las instalaciones de los establecimientos para ser ocupadas por organizaciones deportivas como antes sí sucedía”.

En tanto, el CORE Javier Castillo, expresó que “es importante realizar una acción política para desenmascarar la ineficiencia, la ineficacia y la operación política que se desarrolla de este ente de gobierno cuya prioridad y preocupación debiese ser la educación de nuestros niños y niñas”.

El CORE Roberto Alegría manifestó que “tenemos que rescatar la educación que hoy está en la UCI. Hay alumnos que vienen de Taltal y hacen un esfuerzo por educarse. ¿Dónde están las deficiencias? Tal vez esa ley fue muy apresurada y está provocando estos problemas”.

Asimismo, la CORE Ruth Vega, sostuvo que “el plan estratégico fue rechazado por el Slep de Atacama. El traslado de los alumnos también es un problema en la provincia de Copiapó. En el directorio del consejo del Slep, representado por Paula Aceituno, han tratado estos temas”.

El CORE Sergio Bordoli, indicó que “en vez de descentralizar la educación, la estamos centralizando, deberíamos hacer una reunión con los directivos del Slep, para plantear los problemas y así buscarle una solución”.

En dicha reunión fue invitado el rector del Liceo Manuel Magalhaes Medling, Alan Alquinta, de la comuna de Diego de Almagro, quien denunció que el 56% del alumnado de la repartición del Slep está en ausentismo educacional. Se refirió a que existen 16 millones de pesos en deuda por no pago de agua y luz en los establecimientos. Puntualizó que “se empeoró la calidad de la educación. Queremos que a nuestros estudiantes se les atienda. El diálogo con el Slep no existe. He enviado muchos oficios y correos sin respuestas. En algunas comunas el uso de los recursos públicos es preocupante”, finalizó el docente.