Emplazamientos y choques entre candidatos presidenciales marcaron debate televisivo

Un inédito formato implementado por CNN Chile y Chilevisión favoreció los intercambios y “sacadas al pizarrón” entre Gabriel Boric, Sebastián Sichel, Yasna Provoste, José Antonio Kast y Eduardo Artés.

A las 22.30 horas de este miércoles se dio inicio al primer debate televisado entre cinco de los siete candidatos a asumir la Presidencia de Chile, marcado por la discusión del cuarto retiro anticipado de los ahorros previsionales y el proceso constituyente.

El encuentro -que transmitieron de manera conjunta CNN Chile y Chilevisión y se extendió por casi dos horas- se dio a dos meses de las elecciones del 21 de noviembre y justo al cabo de una jornada en que comenzó el periodo legal de propaganda.

En el foro participaron, por Apruebo Dignidad, Gabriel Boric (Convergencia Social); por Chile Podemos Más, Sebastián Sichel (independiente); por Nuevo Pacto Social, Yasna Provoste (Democracia Cristiana); por el Partido Republicano, José Antonio Kast, y por la Unión Patriótica, Eduardo Artés.

No estuvieron presentes Franco Parisi, del Partido de la Gente, quien se encuentra fuera de Chile medio de una denuncia por una millonaria deuda de pensión alimenticia; ni Marco Enriquez-Ominami, por el Partido Progresista, quien cumple una cuarentena tras participar de una actividad de la Celac en México.

El debate fue moderado por los periodistas Daniel Matamala y Mónica Rincón.

CUARTO RETIRO

El primer segmento del debate, centrado en la economía, estuvo marcado por la postura de Provoste en pos del cuarto retiro de ahorros previsionales, una inclinación que la actual senadora había convertido en un misterio.

La ex presidenta de la Cámara Alta, quien había mantenido silencio sobre si apoya o no el proyecto que actualmente discuten los diputados de la Comisión de Constitución, reconoció esta noche que está “a favor, pensando principalmente en las mujeres. Son 900.000 las que han logrado obtener la pensión de alimentos” gracias a los tres giros aprobados en el último año y que -aseguró- “viven este ‘síndrome Parisi'”.

Por su parte, Boric señaló que “como Apruebo Dignidad hemos decidido apoyar el cuarto retiro y introducir modificaciones para atenuar los efectos de desigualdad que este tiene”, mientras que Artés respaldó “absolutamente” la iniciativa, siempre y cuando sea “sin letra chica”.

En la vereda contraria, Sichel insistió en su rechazo al cuarto retiro, enfatizando que “quiero que tengamos mejores pensiones ahora”. Kast, en tanto, cuestionó que los giros de ahorros “son una mala política pública, pero se recurrió a ellos porque el Gobierno llegó tarde”.

GOBERNABILIDAD Y POLÍTICA

En el segundo segmento, enfocado en gobernabilidad y política, la polarización social y el proceso constituyente se tomaron las intervenciones.

“El próximo periodo presidencial, a quien le toque encabezarlo, tiene el tremendo desafío de generar un acuerdo transversal para que haya pensiones dignas para todos los chilenos”, dijo Boric.

“Tengo una profunda confianza en que lo que nos proponga la Convención Constituyente será un mejor presente y mañana para nuestro país”, sostuvo Provoste, al tiempo que denunció que existen sectores que buscan hacer “fracasar” al órgano encargado de redactar la nueva Carta Magna, poniendo en riesgo con ello “la paz social”.

Sichel, en tanto, apuntó a que “tenemos que trabajar en construir un Presidente de todos los chilenos, que construya grandes mayorías para lograr acuerdos, que no caiga en la polarización del pasado, que no ponga un cartel que diga que Allende es el futuro o que discuta sobre Pinochet”. De igual forma, lanzó una frase que generó diversos comentarios en redes sociales: “Nos olvidamos de gobernar cuando la política se politiza”.

“Las condiciones que nos llevaron al levantamiento hoy día se están dando con más fuerza y todo anuncia un segundo levantamiento popular”, advirtió, por su parte, Artés.

“Me voy a esforzar en que exista Estado de Derecho, que en Chile se ha perdido, y que haya progreso”, prometió Kast.

Ante la pregunta de si el fiscal nacional, Jorge Abbott, debiera ser removido tras conocerse las reuniones que sostuvo con senadores en 2015 cuando era candidato al cargo y que causaron polémica a finales de agosto, sólo Provoste se mostró contraria a sacarlo.

Mientras que consultados si pedirían perdón por las violaciones a los derechos humanos cometidas en Chile en las protestas de 2019, Boric y Sichel dijeron que lo harían, mientras que Kast aseveró que se disculparía con las víctimas violentadas por el vandalismo al tiempo que abogó por reestablecer el respeto al cuerpo de Carabineros, cuestionado por la brutalidad con la que reprimió a los manifestantes: “Son una gran institución que no viola los derechos humanos”, arguyó.

AGENDA SOCIAL

En la tercera y última parte del primer bloque, centrado en la agenda social, los abanderados contrastaron posturas en torno al sistema de salud.

Boric y Artés abogaron por el término de las isapres. Por un lado, el candidato frenteamplista tachó de “inaceptable que hoy día el 50 por ciento de los recursos se destine solamente al 20 por ciento que están en isapres”, mientras que la carta de UPA propuso “entrar en un plan de emergencia, donde la salud privada y los centros que son de las Fuerzas Armadas, se pongan al servicio de tratar el problema en salud”.

En tanto, Provoste dijo que “no hay dificultad” de que exista un sistema privado, pero “vamos a trabajar fuertemente para fortalecer el sistema público de salud, esa es la responsabilidad del Estado”; Sichel dijo creer en “un plan universal de salud donde todos contribuyamos y que tiene que incluir prestaciones que hoy día no tienen los chilenos” y “acelerar rápidamente la construcción de los hospitales del cáncer que están pendientes”; y Kast se mostró a favor del sistema público-privado actual, aunque aseguró que “un 85 por ciento de nuestro tiempo como Gobierno va a estar destinado en mejorar la salud pública”.

PREGUNTAS CRUZADAS

Las preguntas cruzadas entre los candidatos marcaron el final del debate. Abrió este segmento una pregunta de Boric a Kast sobre su salida de la UDI y el “reordenamiento” de la derecha. “Me siento orgulloso de mi pasado y nunca lo he renegado, a diferencia de otros. Me retiré de la UDI porque no podía plantear a mis hijos que sería el camino correcto. No logro entender el derrotero de la UDI”, respondió el candidato del Partido Republicano.

Kast, a su vez, le consultó a Artés si votaría por Boric en una segunda vuelta, a lo que la carta de UPA señaló que el abanderado de la alianza FA-PC “no un tiene programa antiimperialista ni por la superación de nuestra sociedad”, por lo que condicionó su respaldo a que sume elemento de su programa.

Provoste preguntó a Sichel su postura sobre el proyecto que pretende fijar un impuesto a los denominados “súper ricos”. Según el ex presidente del BancoEstado, él comprende lo que pasa “al otro lado de la fila” y no está a favor de esta iniciativa. Al respecto, la senadora citó el pasado como lobista del ex ministro de Desarrollo Social, dato que citó de Wikipedia, lo que gatilló cuestionamientos del candidato oficialista, quien no reconoció que sí trabajó en esa área en una consultora.

Sichel, en tanto, hizo una pregunta a Boric en relación a los actos de violencia, recordándole diferentes errores en los que había asumido “inmadurez”, y le preguntó de qué lado está, a lo que el diputado destacó su capacidad de reconocer dichas equivocaciones “y aprender de ellas”, al tiempo que le recriminó al ex ministro de Desarrollo Social su celebración en el Congreso tras la aprobación del IFE, el que sólo entregaba 65.000 pesos.

Por otra parte, Kast interpeló a Provoste por firmar los proyectos que buscan traspasar las cuentas individuales de las personas a un fondo del Estado y los indultos de los presos del estallido social. En ese sentido, la senadora le recordó que él se opuso a detener el lucro en la educación años antes y lo acusó de ser una “amenaza para la democracia”.

Además, Sichel consultó a Kast sobre su respaldo público al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. “En su momento hizo cosas importantes por sacar la delincuencia, la corrupción de Brasil y esas cosas yo las comparto”, respondió el líder de la ultraderecha chilena, descartando que apoye en su totalidad las polémicas declaraciones y actos del gobernante sudamericano.

Fuente: Cooperativa