Adolescente regala sus obras de arte en residencia Nazareth

Raquel, quien cumple condena en el Centro de Justicia Juvenil de Copiapó, elaboró hermosos cuadros en la técnica de falso vitral para entregarlos como obsequio a las niñas y niños del recinto de protección de la comuna.

El taller de falso vitral es uno de los que forman parte del proceso de reinserción social y laboral al que tienen acceso en el Centro de Internación Provisoria (CIP), en el Centro de Régimen Cerrado (CRC) y el Centro Semi Cerrado (CSC) de Copiapó, los jóvenes que ingresan al sistema de justicia juvenil regido por la ley 20.084 de Responsabilidad Penal Adolescente.

Esta capacitación artística fue la que cautivó a Raquel, quien actualmente cumple condena en el centro pero que, a la vez, tiene la posibilidad de adquirir herramientas de este tipo para potenciar sus habilidades y aprovecharlas cuando pueda ejercer alguna labor a la hora de recuperar su libertad.

Gracias al taller, la adolescente diseñó cuadros personalizados para todos los niños y niñas que permanecen en la Residencia Nazareth, obras dibujadas y pintadas con los materiales correspondientes a la técnica de falso vitral que permitieron resaltar los colores de los personajes favoritos de las niñas y niños.

La monitora del taller y educadora de trato directo, Diana Flores, acompañó a Raquel hasta la residencia para hacer entrega de los regalos elaborados con dedicación y cariño, los cuales estuvieron acompañados por bolsas de golosinas de gran tamaño y bebidas gaseosas para compartir. Diana comentó que este taller que, habitualmente se ejecuta en el sistema semi cerrado, incluyó a la adolescente que mostró mucho interés en la técnica y también en la posibilidad de donarlos a la residencia para que el lugar contara con una decoración más alegre. “Ella tuvo la iniciativa de venir a este lugar, especialmente ahora que comenzó a estudiar trabajo social”, aseguró la educadora.

Por su parte, la directora de Sename Atacama, Carolina Cortés, destacó y agradeció el gesto de la joven para con la residencia. “El talento que tiene Raquel y la empatía que ha logrado potenciar gracias al desarrollo de sus estudios ha permitido realizar este hermoso encuentro en que los niños y niñas sienten que reciben un cariño especial al entregarles un obsequio. El trabajo que ha realizado el CIP-CRC y CSC de Copiapó, enfocado en el proceso de reinserción social, ha tenido importantes resultados también en los tiempos de emergencia sanitaria, por lo que agradezco mucho la labor realizada por todos los funcionarios y funcionarias que se han desempeñado de manera presencial, durante todo este tiempo”, afirmó la directora.

En la oportunidad, los presentes le hicieron preguntas respecto a la elaboración de las obras y agradecieron con besos y abrazos el lindo gesto que tuvo la joven con los habitantes de Nazareth.