TOP de Copiapó absuelve a acusada por lesiones en contexto de VIF al acreditar legítima defensa

Según los antecedentes, estaba siendo agredida cuando tomó un cuchillo y apuñaló a su pareja.

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Copiapó absolvió a M.P.V.V., acusada por el Ministerio Público como autora del delito consumado de lesiones menos graves, en contexto de violencia intrafamiliar. Ilícito que habría perpetrado en enero de 2019, en la ciudad.

En fallo unánime, el tribunal –integrado por los jueces Eugenio Bastías Sepúlveda (presidente), Alfonso Díaz Cordaro y Mauricio Pizarro Díaz (redactor)– decretó la absolución de M.P.V.V. tras quedar acreditado que actuó en legítima defensa al ser objeto de un episodio de violencia intrafamiliar ejercida por la expareja.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 06:30 horas el 6 de enero de 2019, al interior de una vivienda ubicada en la comuna de Copiapó, M.P.V.V., tras una discusión y para defenderse de la agresión que estaba sufriendo por parte de AO.T., su exconviviente, con quien mantiene un hijo en común, tomó un cuchillo y lo apuñaló, provocándole heridas en región torácica izquierda y en brazo derecho, lesiones de carácter clínicamente menos graves, según apreciación médica.

Al decretar la absolución de la acusada, el tribunal razonó que “(…) de manera objetiva tiene menos fuerza que su pareja, estando a solas en su casa, siendo en ese momento agredida, busca la oportunidad de zafarse de dicha acometimiento físico, tomando un cuchillo para apuñalar a su ex conviviente, lo que le permite zafarse de éste, es menester reseñar que se encontraban en una residencia de un ambiente, y por cierto que el arbitrio que empleó en decidir tomar el cuchillo se encuentra justificado del momento, en que su vida e integridad física al momento de los hechos estaba siendo amenazada seriamente, y no existieron antecedentes de medios diversos o menos lesivos para repeler la agresión de la que era víctima la acusada ese día, entendiéndose por tanto que hubo una racionalidad en la elección del medio y su uso, lo que finalmente redundó en que la acusada pudiera detener y repeler los diversos ataques de los que fue víctima”.