Brasil supera por primera vez las 2.300 muertes diarias y bate un lamentable nuevo récord

Los contagios y el promedio de fallecidos durante la última semana también aumentó, lo que cataloga a Brasil como uno de los países más azotados por la pandemia.

Brasil, actual epicentro global del Covid-19, registró 2.340 muertes por el virus en las últimas 24 horas, un nuevo récord diario de víctimas desde el inicio de la pandemia, que ya deja más de 281.000 fallecidos y 11,6 millones de contagios en el país, según informaron fuentes oficiales sanitarias.

De acuerdo con el boletín divulgado por el Consejo Nacional de secretarías de Salud (Conass), el número de decesos de este martes supera el del miércoles de la semana pasada (2.286 víctimas), que era hasta ahora el día más letal desde el inicio de la pandemia.

Asimismo, el promedio diario de la última semana subió a los 1.894 muertos, una cifra también récord desde la llegada del primer caso a Brasil y a Latinoamérica, el 26 de febrero de 2020.

En cuanto a contagios, el informe de la Conass señala que en la última jornada fueron notificados 74.595 nuevas infecciones, con lo que subió a 11.594.204 el número de casos confirmados en el país

Los elevados promedios en los últimos días ratifican a Brasil como uno de los países más azotados por la pandemia y lo ubican como la segunda nación en número de muertes y contagios por Covid-19 en el mundo, tan sólo superada por Estados Unidos.

AL BORDE DE UN COLAPSO SANITARIO

Igualmente confirman que el gigante latinoamericano, con sus 210 millones de habitantes, sufre actualmente una nueva ola de la pandemia, más virulenta y letal, en parte provocada por la circulación de nuevas variantes del virus, entre ellas la brasileña que tuvo origen en la Amazonía.

El aumento de los contagios y de las hospitalizaciones tiene a gran parte del país al borde de un colapso sanitario, ya que en 24 de los 27 estados del país la tasa de uso de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) supera el 80%.

Esa grave situación obligó a gran parte de los Gobiernos regionales y municipales a volver a imponer medidas de restricción de la movilidad, como toques de queda, confinamientos parciales y cierres de comercio, con el fin de reducir la propagación del virus y evitar el inminente colapso hospitalario.

Sao Paulo, el estado más poblado de Brasil, con unos 46 millones de habitantes y que desde la víspera está bajo un estricto control de la movilidad, batió este martes un nuevo récord diario de muertes por covid, con 679 fallecidos en las últimas 24 horas con lo que ya bordea los 65.000 decesos por el virus.