Gobierno da el vamos a apertura al interior de restaurantes, cafés y locales análogos en Atacama

La medida permitirá a los restaurantes y cafés incorporar un espacio adicional a las terrazas donde actualmente reciben público.

El intendente de Atacama, Patricio Urquieta junto a la gobernadora de Copiapó, Paulina Bassaure, y el seremi de Economía, Manuel Nanjarí, dieron el vamos al funcionamiento con aforo interior de un 25% a los restaurantes, cafés y recintos análogos para toda la región de Atacama, que se encuentra en fase 3 del plan Paso a Paso del Gobierno 

“Estamos muy contentos después de tanto tiempo esperando la apertura, ya que es una gran ayuda para los dueños de restaurantes y los trabajadores. Con respecto a la pandemia fue bastante complejo porque tuvimos que reinventarnos como delivery. La gente se adaptado al protocolo de las medidas sanitarias y está muy consciente que es parte de este nuevo proceso con todas las medidas sanitarias, donde es clave que sólo la mascarilla se saca al momento de consumir alimentos, y el resto del tiempo deben estar protegidos” comentó Francisco Acuña, dueño de Restaurante “Espacio Interior” en Copiapó. 

“Estos protocolos permiten que en la fase 3, se pueda atender con restricciones al interior de los establecimientos comerciales, donde en este caso corresponde a un 25% de aforo, a un distanciamiento de la mesas que no sea inferior a dos metros, a un tiempo de permanencia de los clientes máximo de 2 horas, y ventilación adecuada para que se pueda realizar la atención al público en espacios cerrados, y creo que también es una de las principales virtudes que va a tener este nuevo paso que estamos dando hacia adelante, a fin de que podamos armonizar la protección de la salud de las personas y la creación de empleos, que es una de las principales preocupaciones de las familias en Atacama”, dijo intendente de Atacama.

La medida permitirá a los restaurantes y cafés incorporar un espacio adicional a las terrazas donde actualmente reciben público, lo que se traducirá en mejores resultados para una de las industrias más afectadas por la pandemia. De esta forma, a partir de hoy, los recintos podrán atender al público al interior de sus locales cumpliendo con las siguientes exigencias sanitarias: 25% de aforo, distancia de 2 metros entre mesas, estadía de 2 horas como máximo y ventilación permanente. El cumplimiento de las regulaciones será fiscalizado por el Ministerio de Salud y del Ministerio del Interior, en coordinación con el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo.

En ese mismo sentido, Manuel Nanjarí declaró  que “es fundamental que la apertura de la actividad económica y en particular uno de los sectores más golpeado por la pandemia como es al sector gastronómico vaya acompañado por los protocolos sanitarios necesarios para resguardar la salud de las personas. Es por eso, que como gobierno nos hemos preocupado del día uno y creemos que con las medidas que estamos anunciando vamos a dar un nuevo empuje a esta industria que ha estado tan afectada. Primero, se autorizó la postergación del inicio del toque de queda a las 00:00 horas, eso permitirá a los restaurantes extender la atención al público”.

Por último, Nanjarí mencionó que “además, el trabajo mancomunado encabezado por nuestro ministerio junto a municipios y empresarios del rubro gastronómico permitieron generar una propuesta para ir utilizando espacio público para atención de la comunidad y a lo anterior se suma la posibilidad que diversos restaurantes de la región de Atacama, que al no poder atender público producto que no cuentan con espacio disponible al exterior, podrán comenzar a atender público al interior, con un aforo máximo de hasta un 25% de su capacidad, distancia mínima de dos metros entre mesas, la estadía máxima de los clientes no debe exceder las dos horas, deben tener ventilación permanente y adecuada, además, deberán sanitizar el local por completo durante 15 minutos.  Todas estas acciones contribuyen a dar ese impulso tan necesario al rubro gastronómico, reactivar sus emprendimientos, además de recuperar y generar nuevos puestos de trabajo, lo que es fundamental para las familias de Atacama”.