Dan a conocer alcances de la Beca minera Candelaria

En reunión sostenida con la seremi de Educación, representantes de minera Candelaria y fundación Atacamagica informaron sobre los lineamientos a seguir para este año.

Con el objetivo de dar a conocer los alcances de la segunda versión del programa de becas minera Candelaria y el número de alumnos beneficiados en la provincia de Copiapó, la gerente de Diálogo Comunitario de minera Candelaria, Marcela Sepúlveda,  Katia Bordoli, jefa de Desempeño Social de minera Candelaria y el director de fundación Atacamágica, Luis Albornoz, se reunieron con la seremi de Educación, Silvia Álvarez.

En la oportunidad, el director de la fundación Atacamagica informó sobre los lineamientos a seguir en esta segunda versión del programa de becas, el cual beneficia actualmente a más de 120 becarias y becarios, con residencia en Copiapó, Tierra Amarilla y Caldera, en su mayoría estudiantes regulares de la Universidad de Atacama, los que reciben apoyo para mantención, alojamiento, tutorías, matrícula y arancel y traslados durante toda su carrera.

Al respecto, Silvia Álvarez, seremi de Educación, señaló que “las becas de minera Candelaria, dirigidas a estudiantes pertenecientes del Programa de Acompañamiento y Acceso Efectivo a la Educación Superior, PACE, complementan los beneficios estatales que reciben de nuestro Ministerio, demostrando que el trabajo colaborativo entre el Gobierno, la Universidad de Atacama y la empresa privada da excelentes resultados, porque en dos años ha beneficiado a más de 120 jóvenes de la provincia de Copiapó, quienes han podido acceder a la educación superior de manera gratuita”.

Por su parte, Marcela Sepúlveda, gerente de Diálogo de Comunitario, indicó que “para nosotros es muy importante el trabajo en conjunto. Tuvimos una buena acogida y la posibilidad de seguir trabajando en equipo con el fin de seguir incentivando la formación de nuestros jóvenes”.

En tanto, Luis Albornoz, director de la fundación Atacamagica, expresó que “esperamos poder seguir desarrollando trabajos colaborativos junto al Ministerio de Educación que vayan en ayuda directa de los estudiantes y seguir aportando en su formación superior y que se conviertan en los actores del cambio cultural que queremos para nuestra región”.

Este programa surge en respuesta al trabajo permanente que minera Candelaria realiza en la provincia de Copiapó en el marco de su política de minería responsable, orientada a canalizar procesos que promuevan e incentiven el desarrollo de las comunidades.

Para la concreción de esta iniciativa, la compañía desarrolla un trabajo colaborativo con la fundación Atacamágica, atendiendo a la dimensión social de la fundación, cuyo objetivo es intervenir en segmentos vulnerables para transformar su realidad y generar en sus beneficiarios un mayor grado de empatía con el entorno.