Anuncian investigación por suicidio de menor en Copiapó

Seremi de Educación llama a denunciar situaciones de discriminación o bullying.

Frente al fallecimiento de un integrante de la comunidad educativa del Liceo Sagrado Corazón de Copiapó y que ha causado un profundo pesar en la comunidad y en el Ministerio de Educación, tanto la seremi Silvia Álvarez y la directora regional de la Superintendencia de Educación Marggie Muñoz, se refirieron a las acciones que como sector se están desarrollando para esclarecer un eventual caso de bullying contra el menor.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves cuando una joven de 16 años, alumna del Liceo Sagrado Corazón de Copiapó, falleció a las 19.30 horas, tras caer desde el piso 11 de un edificio céntrico de la capital regional.

En relación al suceso el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) emitió un comunicado en el que expresaron su “máxima preocupación” por el caso del suicidio de un estudiante del Liceo Sagrado Corazón de Copiapó, razón por la cual exigen la intervención de la ministra de Educación, Marcela Cubillos.

Autoridades

La autoridad regional señaló que “todos los establecimientos educacionales cuentan con equipos de convivencia escolar, a lo que se suma, que desde que asumimos el Gobierno hemos intensificado las campañas para prevenir el bullying y ciberbullying (acoso escolar), temas que como ministerio estamos constantemente, capacitando a los equipos de las comunidades educativas. Por eso, hoy nuestro llamado es a seguir los principios orientadores para las comunidades educativas respeto al reconocimiento y protección de la identidad de género”.

“Y que frente a cualquier problema de este tipo o de agresión físicas, verbales o sicológicas, que pueden provocar daños a la dignidad, integridad moral, física y sicológica de los estudiantes, realicen las denuncias correspondientes ante los directivos de sus colegios o ante la Superintendencia de Educación, porque de esta forma se podrán tomar las medidas preventivas y de acompañamiento, que nos permitan proteger a nuestros estudiantes”, aclaró la seremi de Educación.

Por su parte, la directora regional Marggie Muñoz Verón indicó que “sin perjuicio de que a la fecha no hemos tenido denuncias respecto al caso, al haber tomado conocimiento por los medios de prensa, hemos iniciado una investigación de oficio con el fin de establecer las acciones preventivas y protocolos de acción activados por el establecimiento educacional frente a la existencia de bullying que podría haber sufrido el estudiante. Por tratarse de un caso crítico el establecimiento contará con un plazo de 48 horas para presentar los antecedentes que den cuenta que su actuación se adecuó a la normativa vigente”.

Por otra parte, la Seremi Silvia Álvarez informó que se sugirió al establecimiento que perdió a uno de sus integrantes, que realizara una jornada de reflexión, apoyados de la dupla psicosocial para apoyar a quienes convivieron con el estudiante.